domingo, 25 de abril de 2010

Barrio La Aduana

El barrio La Aduana de Barcelona, es conocido con ese nombre por la cantidad de casas comerciales que se asentaron en ella cuando funcionaba el resguardo del puerto del rio, ubicado en las inmediaciones de Maurica. Por el barrio La Aduana recalaban todas las cargas de mercancía proveniente de diversos lugares del estado Anzoátegui y de los llanos para ser comercializados en Barcelona. Allí en La Aduana se asentó Ramón Florecido, quien traía una cruz encontrada en una playa, la cual colocó en la casa de Juan Domingo Pérez, de profesión albañil, quien salvo su vida, luego de caer de la torre de la Catedral de Barcelona. Desde esa época la cruz de Ramón Florecido fue venerada como milagrosa. De Florecido más nunca se supo. Una noche se despidió de Pérez para desaparecer como llegó, bajo el misterio de las leyendas de la Barcelona tricentenaria.

No hay comentarios: