domingo, 25 de abril de 2010

Gruta San Felipe

Cuenta la historia que a principios del siglo 19, llegaron a Barcelona los sacerdotes Pedro y Antonio Amezquita, designado el primero como cura párroco de la Iglesia San Cristóbal, y el segundo como sacerdote de San Diego. Ambos emprendieron la misión de construir una iglesia en el sitio conocido como el arroyo de San Felipe. Allí donde se encuentra actualmente la plaza que sirve de asiento para todos aquellos que deben movilizarse hacia Naricual, la Zona Industrial y sectores aledaños.

Cronistas de la época señalan que la iglesia quedó por concluirse, luego del terremoto de 1812, cuando se derrumbó gran parte de su construcción, quedando solo en píe la cúpula y algunas bases de pilastra de cal y canto. Allí fueron sepultados los hermanos Amezquita hasta que en 1883 sus restos fueron trasladados al viejo cementerio que quedaba donde actualmente funciona la Escuela de Artes Plásticas Armando Reverón.

1 comentario:

Luis Rodriguez dijo...

¿Donde se puede encontrar informacion historica acerca de esta gruta y lo contemporaneo a ella?